Escrito por Carmen el 22/06/2011

Si habéis visitado alguna vez Bruselas seguramente habréis pasado delante del Manneken Pis y os habréis hecho la foto de rigor no? Ahora, siendo sinceros… Cuántos habéis pensando “qué hago mirando a un niño haciendo pis“? “De dónde sale esta estatua?” “Por qué lleva el traje del Barça?”

Sobre el origen de la estatua existen varias leyendas, no se sabe cuál es la cierta:

  • El niño se perdió durante una fiesta popular y el padre pidió a toda la ciudad que lo buscaran prometiendo que haría una estatua de su hijo en la postura en la que fuera encontrado.
  • En el siglo XII se descubrió al hijo de un duque orinando en medio de una batalla. Se le hizo una figura de bronce para simbolizar el coraje militar de este pueblo.
  • El niño extinguió la mecha de una bomba que amenazaba la Grand Place del modo más natural.
  • Un niño había hecho pis en la puerta de una bruja, y esta lo convierto en estatua.

¿Con cuál os quedáis? A mí la que más gracia me hace es la del niño perdido. No creo que ese padre fuera consciente de lo famoso que se iba a hacer su hijo…

Otra cosa que os llamará la atención es el tema de los “disfraces” de la estatua.

Todo comenzó en 1698. Ese año el gobernador Maximiliano Emmanuel le regaló una túnica para vestir la figura. Ése fue el principio de una tradición que continúa hasta hoy.

Los presidentes de gobierno que visitan Bruselas donan para la estatua pequeñas réplicas de sus trajes nacionales, que se conservan en el Musée de la Ville, en la Maison du Roi, y la colección supera ya los 800 trajes. También se puede encontrar un traje del F.C.Barcelona, de Santa Claus, de submarinista,…

La asociación de Amigos del Manneken Pis seleccionan las fechas en las que la estatua es vestida con su alguno de los modelos de su colección. Cuando el chorro del Manneken es conectado de nuevo tras ser vestido, el exceso de presión tras esta abstinencia puede llegar a salpicar a los espectadores. La gente como os imaginaréis como loca con el salpique del niño 🙂

Pese a que su origen está poco claro, nadie puede negar que es una de las mayores atracciones de Bruselas, una parada obligada para cualquier turista. Así que si aún no habéis visitado esta ciudad, marcadlo como visita obligada!!